'

18 noviembre 2011

Ella es

.
.
.
Alguien nos visita
en el insomnio, escribiendo
con nuestras letras.
Acostumbra a jugar con el deseo
y aguarda una distracción,
para instalarse
en el bello lugar de la carne,
para jugar con la verdad,
y sentir a la persona
amada y ausente.

Juan


El viento la envuelve al andar
la lluvia la apropia,
mientras los arboles le cantan.
Está enamorada del mar
dice que es un amor hasta el final.
Ha perdido sus pasos,
ya no los dirige,
porque no le pertenecen,
sin darse cuenta,
se los ha regalado al camino.
Sus piernas son suaves,
como porcelana color bronce
ya no le obedecen
las ha convertido en música.
Sus pasos marcan un sonido
en compás, sonido que nunca
cae en el silencio
para quién la ama.

Nunca se aleja,
solo se acerca más y más.
Cuando intenta irse,
es para volver
y entregar abrazada un beso,
como lo hace el mar
una y otra vez
paseando por alguna roca,
en su trampa del ir y venir.

Va y viene como la brisa,
está atrapada,
no puede, ni quiere partir.

Poco importa, dice ella,
porque solo la retiene,
esa tontera de amarme
casi hasta la locura.
Safe Creative #1111180546482