'

07 junio 2010

Algunos días

.
.
Nunca nadie es de nadie,
sólo el sentir tiene dueño,
no posee y no elige,
sólo vive cuando le dejan vivir...

María Varu




Algunos días y otras tardes
tienen los ojos tristes
con una mirada gris, sin vida.
En esos momentos suelo hacer
preguntas que entregan silencio.
Un silencio ferreo, tallado
en la piel carente de reencuentro.
Solo escucho cantos de pájaros,
que acompañan este silencio
rígido e inerte,
que me lleva de la mano
hacia la noche y sus misterios.

Y aunque la tarde
tenga su mirada gris y triste
y no me deje hacerle preguntas,
me siento inmensamente feliz
y eso no es poca cosa...

Juan