'

20 enero 2008

Mis angelitos negros...

Angelitos Negros que viven
bajo un semáforo,
son un poco míos, lo son...

Mis negritos tienen frío cada día del año,
tienen hambre, sed y juventud.
Son un trozo de madera,
madera de cama que nunca alcanza
para cuatro o para ocho.

Mis negritos tienen lluvia y viento,
tienen caritas dibujadas con barro
tienen manos que aplauden para no morir.
Ellos no tienen nombre
no tienen edad ni edades
no tienen calles ni sonrisas.


Mis negritos no tienen Dios,
el golpe y el desprecio vencieron a los santos
el agua de la canilla fue más pura que la iglesia.

Mis negritos son un ejemplo del amor cansado
son una biografía sin principio y final incierto
son una copa que jamás será llenada.
Son niños que parecen ancianos,
y ancianos que le robaron los años.

Tienen mamás de ojos apagados
y papás cortados por la mitad.
Mis negritos tienen árboles sin troncos
tienen ojitos que cambiaron su color
por un kilo de pan.

No saben cuanto hace,
que salen a patear sueños,
con sus caras sucias y sus ojitos remendados,
con sus manitos para arriba
mas que pidiendo, mostrando su nada y su todo.

Mis negritos son una herida en el tiempo,
una guitarra enferma, sin cuerdas y sorda,
son una melodía de nombres tristemente tristes,
amargamente amargos...

Definitivamente,
olvidados en el gran sueño de la vida.

Ellos son mis negritos, con orgullo son también tuyos.

Lo sabías ?

Juan



Te invito a que visites mi otra casa "Sentires ..." solo un click.

.

13 enero 2008

Negra me han dicho...

La madrugada y el rocío
me contaron,
que siempre serías mía.
Tambien la luna me dijo
que te buscara para amarte
y volverías a ser mía.

El sol se vistió de negro
y me susurró
que nuestros poros estaban desnudos;
juntos y listos para habitarse.
Una multitud de estrellas gritaron
que entre el mar y el vuelo
yo había nacido para amarte.



Pero...

Me contó la madrugada y el rocío
que vos ya no serías mía.

Me despertó la nostalgia al verse
en la otra orilla del mar y sin vuelo

Me condenó tu mundo, tu entorno
cuando no entendieron
que yo había nacido para amarte.



Sabés...

¡Que se vayan todos al carajo,
... vos sos para mí,
porque yo nací para amarte!

Juan




Lisa y sencillamente de regreso, completo, pleno, lleno de mar y sol, con los mismos recuerdos, pero con mas amor, con una visión diferente de las cosas, esas cosas que nos parecen tan complejas y son tan simples entre el silencio y la lejanía... Acá estoy de regreso...he vuelto, como no volver...
Gracias a esos 15 que me han dejado un comentario, y también gracias a esos 128 que han pasado en silencio, simplemente para ver si había regresado. Son ustedes una de las cosas mas lindas que me ha tocado vivir.

Los quiero y ya estamos juntos nuevamente.

Juan





Te invito a que visites mi otra casa "Sentires ..." solo un click en el Link.