'

29 marzo 2008

Esquina "La Esperanza"

Alguna que otra vez
cuando el aire hace grietas en mi mirada
te busco, alimentando una esperanza mas.
Lanzo el deseo en un silencioso grito
y me largo a caminar en soledad.

Dirás que estoy en estado de locura,
puede ser, también me lo cuestiono,
quizás nos encontremos en alguna esquina
y pueda besarte otra vez.

Todas las esquinas son mi esperanza.


Siento la ilusión de encontrarte,
a la vuelta,
hundirme en la tibieza de tu abrazo
y caer lentamente en pedazos.

Pero luego sigo en este caminar vagabundo
con lunas y soles rotos en mis espaldas,
cansado de este agudo silencio
que corre amargo por mi boca.

Todas las esquinas son mi esperanza.

Porque sé que no estás, te voy a llamar
hasta quemar de sueños la madrugada,
y gastarme en vos los insomnios y las lunas
que este otoño me regalará.

Dale, dejame encontrarte en la esperanza.


Parate a la vuelta de una esquina ante mis ojos,
traé con vos el sol de tu sonrisa,
no me niegues tus palabras,
despertemos los pliegues de las sábanas
y volemos hasta dormir abrazados.

Suelo subir los escalones de la noche,
acompañado por el frágil susurro de la soledad,
una soledad que se pasa bebiendo tu silencio,
y me hacer regresar vacío de palabras.

Pero sabés, ya siento cansancio,
ya estoy perdiendo la esperanza,
descolgare de mi alma ese cuadrito
que dice "voy detrás de una ilusión"
y colgaré de mis pupilas lo irreversible.

Puedo marcar nuevos pasos,
pero tengo miedo de ir,
y entregarme sin más.
No quiero volver a caminar acompañado,
porque siempre será con la esperanza
de encontrarte en la esquina.

Por eso no quiero hacerlo,
no quiero volver a equivocarme.

Dale parate a la vuelta de una esquina ante mis ojos...

Juan



Te invito a que visites mi otra casa "Sentires ..." solo un click.




.

18 marzo 2008

Lo volvería hacer

Tengo la seguridad absoluta
volvería amarte,
amarte así, con los brazos abiertos
y mirando el cielo, como se ama de noche,
entre risas y suspiros.

Te volvería amar,
jugando con fuego, y con pasión,
quemando tu líquida sombra
casi sin angustia.

Te amaría, lo volvería hacer,
hasta el fondo de tus años,
donde mi cuerpo aún aguarda
la ilusión de tus besos,
y el roce inalterable de nuestras ausencias.

Volvería amarte,
te penetraría,
hasta llegar al horizonte de tu memoria,
y lo sabés...
con el calor del fuego mas intenso,
aquel fuego de horas que templó el aire.

Tengo la seguridad,
la tengo,
no encontré la estación del olvido,
pero la encontraré, también tengo la certeza.


Definitivamente,
volvería amarte con los brazos abiertos,
y mirando el cielo.
En un deseo tan violento, irrefrenable,
que agrieta mis sensaciones
convirtiendo el agua en fuego.

Lo volvería hacer, con toda la entrega,
sin importarme el después.
Tomaría tu humedad hasta quedar sin aliento,
y lo sabés...
que me puede importar el mañana.

Es un deseo final, el último deseo,
aquel que cambiará el curso de mi vida,
la decisión final,
El último acto y la última ilusión,
para ya no más.

Este amor es un fuego que vaga
por oscuras calles,
buscando dueños sin saber que somos nosotros,
exhalando recuerdos perfumados,
que aveces, solo aveces,
ni para recuerdos sirven.

Pero volvería amarte.

Por eso y por mucho mas, lo volvería hacer,
sin importarme que pase luego,
valdrá la pena posterior,
aún sabiendo el dolor de tu adiós.

Sin dudas volvería amarte.

Te beso y me despido

Juan

Gracias a todos, regreso al mar, esta vez solo cruzando el charco. Solo unos días, para consultarle algunas cosas y definir otras, nada como la soledad y el mar para poner cosas en claro (al menos para mí). Bueno este no es el motivo de esta nota, solo quiero decirles, que la pasen bien, y Felices Pascuas a todos, a los que comentan y a los silenciosos, todos son invalorables para mí.
Ahora si hasta el próximo martes, igual estaremos en contacto.
Juan

Te invito a que visites mi otra casa "Sentires ..." solo un click.


10 marzo 2008

Yo si te invito


Una persona muy enojada me dijo
"...a vos no te voy a invitar a mi funeral",
por supuesto me causó mucha gracia;
y aún hoy sonrío por la ocurrencia;
(no por otra cosa)
y lo recuerdo que entre risas,
entonces hice este texto, casi como una ironía.

Entre nosotros. La verdad ? si no me invita, me hace un gran favor ...
y si me invitase, creo que no iría.
Aunque confieso que me dolería mucho su partida.

Juan



Mi despedida de esta tierra
será cuando deba ser,
por una de esas cosas
que mas vale no pensar y vivir,
el algo que no entiendo
ni me esfuerzo por entender,
solo me quedó aceptar,
pero será a mi manera.
Cuando eso suceda
te pido que no te lo pierdas.
Voy a invitar
a todos mis negritos,
deseo que estén todos.
Aquellos que duermen en la calle,
los que pasan hambre y frío
los que no sonríen ni juegan,
cuanto mas atorrantes mejor,
todos se llamarán Juan por un solo día,
habrá mimos, payasos, magos,
globos azules y rojos para ellos.

También una cantante de tangos
como seguramente nunca has escuchado,
te cantará dedicado "La Canilla"
solo para provocarte una sonrisa.

Traé gente amiga y de la otra
esa otra que festejará
ese día como victoria.
Pero como vos decís en algunos de tus escritos,
"Que me importa, que me importa"
Vendrán mis compañeros de aventuras
con caras de sueño,
y ebrios de la despedida,
vendrán...seguro.
También estarán presente
las mujeres que me han amado,
ellas levantarán banderas
a mi lado, se mirarán fijamente
y sonreirán, menos una, la leal
que se le caerá una sola lágrima.
Seguramente las hojas
bailarán al compás del viento,
a quién también invitaré
y estará presente
en ese sencillo homenaje.
Pienso en que mas contarte...
Ah si !

No faltarán vendedores
de esos ambulantes
que gritan ofertas
que no son tales.
Estará también aquel poeta
que vimos en San Telmo
y te recitará algo
como aquella tarde,
ofrecerá retratos míos
con cada poema barato,
retratos que seguramente
no me favorecen.

Vendrán las que creí mis originales
que no son y ni serán originales,
no compres,
ni para recuerdos sirven,
son simples borradores.
Borradores que alguien
imitó con cuidado
para seguir estafando.

No le lleves el apunte
solo disfrutá el momento.

No te distraigas.
Porque a las dieciocho en punto,
(nuestra hora)
en aquella librería,
una bandada de mariposas
de distintos colores,
custodiarán
a un coro de calandrias,
que darán comienzo a la despedida.
En ese momento,
el cielo se oscurecerá de golpe
las nubes lo cubrirán totalmente,
y las palomas dibujaran mi nombre
volando en círculos.

Dejaré cerquita
los recuerdos y las lágrimas
para que alguien los tape con miel,
podrías ser vos,
bueno poco importará ya.
"Que me importa, que me importa"
Y cuando todo se tiña de final
cuando las borracheras entren,
y el cansancio los agote.
Un angelito negro analfabeto
pedirá la palabra,
y te dirá las cosas mas bellas,
aquellas que te quise escribir
y nunca pude.

Ya sabés
no faltes, estas invitada
no hagas que tu ausencia
arruine esa fiesta.
Es que sino
esconderé las llaves de mi cementerio,
y no tendrás a quién llevar
flores.

Te espero, no falles
serás parte de la fiesta.

Chau y hasta pronto,...
de cualquier manera,
estás formalmente invitada.

Juan