22 mayo 2014

Un olvido






Fuimos noche cerrada,
y un amanecer de caricias
Fuimos imágenes,
fuertes, altas y suaves.
Fuimos uno entre dos
en el mar espeso del deseo.

Hemos sido tanto,
que hoy es imposible
dejar de ser.

Juan



Las estrellas parpadean
y ando entre ellas en soledad,
con un olvido dentro mío,
el olvido de un recuerdo.
Voy por Buenos Aires
entre su magia y el murmullo,
con imágenes que luchan
en mi celda por su libertad.
Cuanto tiempo ha pasado
de este olvido sin comprensión,
ella en su balcón del silencio
entre una luna y dos estrellas,
mientras vivo distante,
llevando mi alma ingrávida
con este viejo amor,
abrochado entre cielos negros
y soles brillantes.

Vivo y convivo
con el naufragio de un olvido
y el nacimiento de un recuerdo.




33 comentarios:

Marinel dijo...

Es imposible, cuando se ha sido tanto, como dices en la antesala, dejar de ser.
Por mucho que el tiempo vuele, por más que se anide en los lugares, aún haciendo caminos sin cesar entre el barullo vital, el recuerdo permanece como un ancla en la zona abisal del alma.
Muy hermosos.
Besos.

Darilea dijo...

Mientras no naufrague de nostalgia, que el recuerdo persista en la memoria. Besitos :)

Cecy dijo...

La noche y buenos aires, es una llamada a la nostalgia mas que al olvido, porque al final se vuelve recuerdo.

Un abrazo Juan:)

María del Sur dijo...

- Hemos sido tanto, que hoy es imposible dejar de ser - ante esas letras siempre naufraga el olvido. Cuanta sensibilidad y simpleza, para gritar cosas tan profundas. Te beso apretado y gracias por estar siempre a mi lado en mi última alegría tan chiquita ante tanto dolor por esa ausencia terrible que aún no puedo superar.

M.

SIL dijo...

Ella, en su balcón de silencios,


quizás aún te sueña.




Besos, Juan.

MAR dijo...

Pensar que muchas veces lo que nos hace feliz, luego nos da sufrimiento.
Pero vale la pena arriesgarse y tus poemas son preciosos siempre.
Cariños.
mar

marian dijo...

simplemente maravillosa poesía cargada de las alas del alma... sentida que cada palabra suspira pro si sola...

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Perdón por la demora en las devoluciones, pero acá estamos nuevamente en este mi querido Buenos Aires, desde nunca me podré ir en forma definitiva, siempre regreso ... será entonces como siempre dice Eduardo Blanco: “Uno no es solo de donde nace, sino también de donde tiene a sus muertos” será así entonces.

Un cariño inmenso y gracias.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Marinel: Hola !!! bella poeta, hermoso comentario, quizás sea también ese el motivo de mis regresos.

Gracias y estoy poniendome al día con tus hermosos versos que me dejan pensando y muchas veces me arrancan un sonrisa, como lo hace una caricia suave y un beso con suspiros.

Un cariño inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Darilea: Naufragar en la nostalgia ? para nada, la nostalgia me hace volar, por momentos te diría que ya no podría hacerlo sin su compañía, que me acompaña hace tantos años, en realidad ya ni se si son tantos...

Un beso y gracias por tu visita.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Cecy: Querida amiga, gracias por tu visita, sos siempre motivo de una sonrisa para mi.

Sabés que siento un inmenso cariño por vos, el tiempo es testigo.

Un cariño inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

María del Sur: Aiii querida mía, cuanto te recuerdo, sabemos que no habrá alegría que pueda sacarte de ese dolor tan intenso. Pero te repito lo que te he dicho en aquel momento ...no se van, solo toman distancia, y ella sonríe ante tus alegrías.

Siempre en mi, y siempre en vos.

El beso más intenso y aquel abrazo interminable que siempre nos ha unido.

Nosotros nunca dejaremos de ser.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

SIL: POETA de mi corazón, gracias por visitarme.

Ese balcón del silencio, también fue el balcón de las despedidas cotidianas. Como olvidarla, y si yo no la olvido, seguramente alguna que otra vez quizás, solo quizás me soñará.

Gracias y un cariño inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

MAR: Hola hermosa de toda hermosura, gracias por tu visita, siempre me hace inmensamente feliz saber de vos.

Un beso inmenso y gracias nuevamente.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Marian: Hermoso comentario, lleno de cariño, gracias por tanto. Por momentos pienso si no es mejor así.

Un beso inmenso y apretado.

Juan

Amie dijo...

Nunca jamás se deja se ser...
Y tu menos Querido...;)

Con un abrazo te envuelvo, sonriéndote con un beso...

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Amie...de mi corazón, nunca más dejaremos de ser ninguno de los dos, ni vos ni yo, de eso tengo la plena seguridad.

Te abrazo profundamente y te dejo el beso más suave sobre tu sonrisa.

Gracias

Juan

Menta dijo...

Muchisimo tiempo sin pasar por aquí,tiempo antes mas los tres años que me fui.Aún conservas la mágia que brota en tu sentir.Me estremece la música ,yo volví del otro lado de la luna.
Beso y Abrazo de mi para ti.
Menta.

Shang Yue dijo...

que se ponga el sol hoy, no impedirá que mañana renazca de nuevo para sanar las heridas

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Menta: Ha pasado el tiempo ? se ha llevado algo ? no lo sé, porque mi recuerdo sobre vos está intacto.

Alegría, inmensa alegría el haberte dicho alguna vez ... hasta luego y nunca un ... adiós.

Gracias por tus palabras, un profundo abrazo y todo el cariño de años y años, gracias por tu recuerdo.

Un beso más, y no te pierdas, aunque ya sé que conocés el camino de regreso, nada menos que del otro lado de la luna ...

Juan

Otro si digo: Perdón por la demora en la devolución pero acabo de regresar de una alegría constante y una pequeña tristeza al final, pero feliz.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Shang Yue: Bienvenida !!! gracias por leerme desde tan lejos, lejanía que estas humildes letras mágicamente hacen desaparecer.

Bienvenida nuevamente ... gracias por tus palabras, mientras deseo decirte que tu verdad es autentica y real, será por eso que en mi vida nunca dejo que se oculte el sol.

Un cariño inmenso.

Juan

Mar y ella dijo...

Un beso...

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mar y ella: Hola !!! que alegría saberte cerca tan solo y nada menos que con un beso. Gracias y te dejo un beso inmenso y un abrazo intenso y un gracias más, por tu recuerdo constante en este camino intenso llamado vida.

Juan

Mar y ella dijo...

Lindo tú.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mar y ella: jajjajaja calumnias ...

Beso grande mi querida.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Darilea: Estoy muy bien, más que bien, solo regresando de un hermoso y feliz viaje. Largo pero siempre con ganas de estar en mi Buenos Aires. Gracias por tu inquietud querida amiga.

Un beso inmenso.

Juan

Corazón lejano dijo...

*(Siempre he pensado que las historias de amor no tienen final sino pausa)

Me diste por fin la razón (y mira que me encanta tenerla como buena neurótica que soy)Repito... Las historias de amor no tienen final sino pausa. Lo que puede tener final es la relación física.

Oprimiste el botón play y la historia continúa en los recuerdos, en los "desolvidos" en el amor eterno y etéreo. En el punto y seguido.

Las otras, a las que se les puede colorcar el punto final, son historias a secas.

Besos, besos.

P.D. Sí, lo acepto soy obstinada-cabezotas pero buena chica jejeje

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Corazón Lejano: Es cierto, las verdaderas historias de amor tienen pausa. Pero convengamos que las grandes pausas son un camino inevitable al final.

Me vino a la mente una frase que me han dicho "Te quiero y no me imagino un final ..." y llegó el final inimaginable.

Gracias por pasar y por tus palabras, no te pierdas.

Un cariño y un beso inmenso.

Juan

laura dijo...

vos sabés que corregir no es lo mio (je), que odio ponerme en ese "papelito" pero aqui hay un tiempo verbal que no se condice con el resto de tu intro. Pero no puedo no mencionarlo...a ver, fuimos esto, aquello o lo otro y a la vez es imposible dejar de ser eso, mi querido, es porque jamás fuimos sino que "somos"
De la manera que quieras, dibujala como te parezca, pero no fuimos, somos. Habrá destiempos o desencuentros, llamalo como quieras, pero "somos"

pero obvio que estan concatenados más que nunca tu poema y tu intro, obvio. No existe olvido mientras el recuerdo esté presente. Es como un mandato supremo que simplemente espera su momento. Y entonces la cárcel no tendrá cerradura y en ese balcón lo primero que se escuchará serán las risas de los que se aman. Se me ocurre compararlo con un nacimiento, cuando comienza el trabajo de parto, nada lo detiene

Tiene tu estilo hasta la médula, a simple vista parecen versos tristes, con olor a soledad, pero no, cada letra es el eslabón de un canto al amor. El canto de alguien que sabe porqué quiere esperar.

No tengo derecho a reclamar más versos ya que yo tambien estoy en un impasse pero poco me importa...dale, copate subi algún poema

uff, se me fue de largo el comment, Juan te dejo beso, estos viajes tuyos y mios hacen que pase demasiado tiempo casi sin darme cuenta.

Otro beso

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Laura: Mi querida Laura, sé muy bien que lo tuyo no es ponerse en ese "papelito" que tan bien calificas.

Tengo que reconocer que tu análisis es correcto ... pero depende donde lo encuadres, si es en lo que pienso "sí" somos, es más "seguimos siendo" y eso siempre te arranca una sonrisa, más sabiendo que el verbo "olvidar" no es conjugado por ninguno de las dos partes. Pero en otros, ese verbo se transforma en un ruego, en una oración de solicitud al santo de turno, para que finalmente no te otorgue "el olvido" pero sí, un ya no me importa nada de nada de la persona que deseo olvidar, y lo transforma en un profundo silencio.

También es cierto que uno sabe porqué "quiere esperar" y también llegamos a la conclusión que uno siempre espera lo que realmente vale la pena (o la alegría), el resto ... el resto que siga con sus formas.

Vos tenés todos los derechos a reclamar, todos, porque no fuimos sino que aún "somos".

Claro no ?

Tus viajes, vos sabrás. Los míos, son para abandonar de una buena vez esta tierra, mi tierra, mi esencia, ya sabés que lo intenté pero tengo la necesidad de regresar, porque acá tengo mis muertos y siempre siento la necesidad de volver.

Pero en algún momento cancelaré el regreso y seguramente no habrá regreso, por un largo, largo tiempo.

Subiré algo, pero no te tomes tan enserio sus letras, son cosas viejas, (aunque algunas personas se apropian a su historia de vida, pero ni por asomo lo son).

Un beso inmenso y el cariño más grande a vos mujer.

"Somos no lo dudo y no lo dudes"

Un beso más.

Juan

María dijo...

¿Cómo? ¿no había comentado esta entrada tuya? aquí te dejo mi comentario, Juan, antes darte las gracias por pasarte por mi blog, me encantó volver a leerte, qué bueno que sigas entre nosotros, tu poesía es mágica, no dejes nunca de escribir.

El recuerdo siempre permanece en la mirada del alma.

Un beso.

Beatriz Martín dijo...

uuff me ha vuelto a pasar quería leerte pero no me deja veo todo el fondo negro uuffff solo pude leer una bueno ya vendré un abrazo y feliz tarde desde mi brillo del mar

Beatriz Martín dijo...

Hola Juan esta noche he tenido suerte me alegra poder leerte exquisito y profundo, así se ama de verdad de tanto amar que ya luego se ha imposible ser dos .....en los recuerdos siempre dejamos los dulces ellos nos permitiran alimentarnos de sueños y vivencias de la magia escribes bello amigo , un abrazo grande desde mi brillo del mar