31 octubre 2011

Dolores

.
.
.
Serás solo un recuerdo tuyo,
una ausencia parecida a un recuerdo.

Cuando te mire, te recordaré,
simple, bella e infinita.
Pero nada más que eso,
inevitablemente ya serás tan solo,
un recuerdo tuyo.

Juan


A veces me visitan dolores.
Todos son distintos,
siempre se alojan
en el centro de mi corazón.
Algunos son pura sombra,
con distintas formas y grises.
Otros, suelen visitarme
al amanecer y acompañarme
durante el día,
y al momento del descanso
pintan con luto mi cama.
También los hay con alegría,
vestidos en multicolores,
que me llevan a finales
de ensueños.

Pero el dolor que yo tengo,
tiene un nombre concreto
que lo identifica.

Se llama,
como te suelen llamar,
hasta tiene tu propia mirada.
También tus heridas,
y esa forma tan tuya,
de contagiarme soledad
en los atardeceres,
de nuestro Buenos Aires.
Cuando este dolor cese,
inevitablemente solo serás,
un recuerdo tuyo.
Safe Creative #1110310411324

38 comentarios:

Muchacha con sombrero dijo...

lindísimo, me encantó!

Cecy dijo...

Buenos Aires, es como el tango, nos duele y alegra en la piel y alma.

Preciosisimo Juan!

Un besote AMIGO :).

SIL dijo...

Placeres y dolores intangibles, querido Juan.

Que duelen y acarician, hasta que se convierten apenas en recuerdos.


Un beso.

SIL

Malena dijo...

El recuerdo que tiene su nombre suele visitarme al atardecer, pero ya no duele.

Steki dijo...

Todo es parte de la vida misma. El dolor no se puede evitar. El sufrimiento, sí. Y vos elegís transformarlo en recuerdo. Aplausos, Juan!

Ya estamos comenzando a ver los jazmines en los jardines. Paso a dejarte su aroma.
Un fortísimo abrazo para vos, mi Negro. Besos.

Alma naif dijo...

Que triste debe ser nuestro propio recuerdo...o quien sabe... suena a tiempo que pasó!!!
Me sentí dentro de tu poema Juan!!!
Besos al alma van!!!

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Muchacha con sombrero: Hola !!! que gusto de verte de visita, siempre sos motivo de una sonrisa. Me alegro que te haya gustado, si eso ha sucedido, ha valido la pena escribirlo.

Gracias Tica de mi corazón.

Un cariño inmenso y gracias nuevamente.

Juan

Mar y ella dijo...

Mi queridisimo Juan,que alegría que estés regalandonos tu talento.Aunque ese talento hoy se enfoque en ese dolor tan duro de un recuerdo....todos de un modo u otro llevamos uno o más de uno,pero en buenos Aires o aquí el sol se empeña en brindarnos al menos un rayito de sol,para que ese recuerdo nos muestre su cara más amable....el entrar aquí sin duda es un agrado,por que se ve tu cara bonita jijiji....


Un abrazo y que alegría que andes por aquí....



Cariños y besos

Mariella

Amie dijo...

No hay dolor que el tiempo no consiga aplacar ... Bajo cada estallido de un amanecer, renacemos.
...Y mañana será otro día...

Un beso con el dulce olor a tierra mojada

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Cecy: Cierto, pero creo que Buenos Aires, se parece mucho más al amor de una mujer imposible, duele sin duda, pero cuando uno la ve, se alegra la piel y el alma... no ?

Gracias por pasar negra de mi corazón, siempre es un gusto sentirte cerca.

Amigo ?...y dale, vos jodé nomás, te tiró de las patas... (por no decirte otra cosa) y que quede por sentado que primero de todo sos mi amiga y además te quiero más que mucho. Gracias por ser como sos.

Un beso grande grande...y gracias nuevamente.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

SIL: Placeres y caricias, dolores que se van acomodando en los recuerdos para ser generadores simplemente de una sonrisa.

Un beso más que grande Reina de la Creatividad.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Malena: Que alegría verte de visita, siempre es un placer.
Eso que decís es muy bueno, algún día dejará de visitarte al atardecer y vendrá de tanto en tanto.

Gracias por tu visita, y tus palabras, siempre sos esperada.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Steki: Gracias rubia, gracias por tu paso y tus palabras, siempre son para recordarte aún más.

Un beso más que grande.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Alma Naif:

Llegaron tus besos a mi alma.

Recuerdos, dolores, caricias y placeres, todos amalgamados bajo una esperanza, no todo es tan negro, lindo que te veas dentro de las letras.

Más besos para vos y quizás solo quizás lleguen también a tu alma.

Gracias.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mar y ella: Gracias, gracias y más gracias, siempre dejando cariño regado por este lugar. Como le decía a alguién ... no todo es tan negro, son pequeñas cosas que he vivido y hoy ya son recuerdos y se visten en una simple sonrisa.

Gracias por tu visita y tus letras, gracias de verdad, sabés que te quiero mucho, y te tengo siempre presente, aunque estoy en deuda con mis visitas.

Te noto mejor y eso es muy bueno...me gustaría hablar con vos via chat tan siquiera, hace tanto que no lo hacemos, nos ponemos de acuerdo ? si ? dale mandame un mail.

Besos, abrazos y más, más cariños.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Amie: Pero que alegría tan grande verte de paseo, haciendo sonar tus tacones por esta humilde Calle.

Tus letras son pasión, y ese es uno de los sentimientos más nobles, gracias por lo que regalas en ella.

Son recuerdos y un reconto de dolores vividos, amanezco y soy relativamente feliz...que más, hasta sonrío ante mis recuerdos más dolorosos.

Recibo ese beso con olor a tierra mojada, lo comparto, y me lo llevo para ponerlo en ese estuche azul de terciopelo, donde guardo las cosas más queridas...al fin de las cuentas es lo único que me llevaré.

Un cariño inmenso.

Juan

María dijo...

Juan, la vida está envuelta en sonrisas pero también en sufrimiento, así como hay día y noche, o sol y lluvia, lo mismo está la felicidad y la tristeza, todo forma parte de la misma vida.

Un beso.

Mar y ella dijo...

Dale envçiame uno tu...de tus horas y tus tiempos y nos regalamos una buena charla te tinca????...
Cariños
Mariella

Oréadas dijo...

El insistente martilleo del recuerdo en tus versos.
:-) Una delicia ellos.
Besitos

Marisa dijo...

Querido Juán, esa soledad que duele que habita en el centro de uno mismo
no puede acompañar por mucho tiempo,
deja descansar los recuerdos y los
grises volverán a tomar el color de la alegría.
Un gran poema salido de la soledad
misma,algo muy hermoso.

Besos

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Maria: Lindo verte de visita, claro está, la vida es así, es solo un pequeño texto que resume alguna que otra etapa vivida.

Gracias por pasar y por tus palabras siempre son esperadas.

Un cariño inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mar y ella: Dale te mando un mail y charlamos. Beso, beso y más besos.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Oreadas: Los recuerdos, vida vivida, sonrisas y tristezas, vida al fin.

Gracias por tu paso y tus palabras, un beso inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Marisa: Gracias por tu paso, y tus palabras siempre esperadas. Es algo de una etapa de mi vida, ya pasada y hoy casi olvidada.

Gracias y un beso más que grande.

Juan

favole dijo...

Que hermoso eres y serás siempre amigo mío...con todos tus dolores teñidos de melancolía incluídos, en cada pliegue de tu alma, en cada amanecer y anochecer... que siempre nos alumbras con tus poemas. Ojalá pudiera hacer desaparecer todas tus penas, para que tu carga no fuera tan pesada.
Por cierto, no tengo perdón, el otro día ví que había sido tu cumpleaños, y, como he andado de mudanza y un poco desconectada se me pasó por completo :( Así que celebro que existas, SIEMPRE, y te deseo no solo un feliz cumpleaños, sino UNA FELIZ EXISTÉNCIA!!!
Un beso enorme mi bello!!
No sé que me pasa, que siempre que te echo de menos vengo por acá y salgo echándote aún más de menos :)

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Favole: Mi querida y mágica Favole, gracias, gracias y más gracias, siempre dandome cariño al por mayor. Todo está bien, quién no tiene dolores en los pliegues del alma, todos no es así?
Todo está más que bien, soy relativamente feliz, y te digo que estoy más que bien.

Lo de mi cumpleaños, más gracias, no hay problemas, espero que tu mudanza haya sido con suerte, eso dicen no ? No lo dudes que Tendré una feliz existencia.

Me gusta que digas "...mi bello" no porque me lo crea, sino porque te identifica tanto, que siempre me provoca una sonrisa.

No me eches de menos, no me extrañes, hacé como hago yo...ya no te extraño, sencillamente porque vivís dentro de mi, como podría extrañarte.

Un abrazo apretado, y un beso inmenso, maga de mi corazón.

Juan

JValentina dijo...

Dolores distintos, algunos son sombras otros son solo silencios..
!!Cuando este dolor cese,
inevitablemente solo serás,
un recuerdo tuyo!!..
Me quedo con lo ultimo de tu poema..me parece bellísimo
Un abrazo

Cotidiana dijo...

♬ ♩ Si suelto un poco el aire
para que... se me aligere este dolor...
posiblemente pueda ser feliz...
o puede ser que no ♭ ♪


Recordé esa canción :D

Y sí, también conservo un dolor que tiene nombre.

Suspiré leyéndote. Besos Juan.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

JValentina: Bienvenida !!! es un gusto tenerte paseando por esta pequeña Calle. Gracias por tus palabras y tu tiempo, te visitaré.

Un cariño inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Cotidiana: Hola !!! es un gusto tenerte de visita, siempre espero tus comentarios. Lindo tema "El Mar" no ? lindo.

Tener un dolor con nombre, tiene una sentencia, y es que termine siendo solamente un recuerdo suyo.

Gracias por tus palabras, por leerme y estar siempre.

Un beso más que grande.

Juan

HUMO dijo...

Tu poesía es de locura Juan!

=) HUMO

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Humo: Te parece ? gracias, me pone bien que te guste.

Gracias nuevamente, por tu visita y tus palabras.

Un beso enorme.

Juan

Cotidiana dijo...

:D sí de Ely Guerra, de mis consentidas.

Besos.

Edurne dijo...

Y yo con este dolor de llegar tarde a dejarte mi cariño, querido Juan!

Pasé, leí, volví...e inexplicacblemente, nada escribí!

Si te digo yo que me están "comiendo"! No sé si los dolores, la angustia y el agobio, el trabajo, los enfados y el maldito tiempo!

No, tranquilo, que ya mismo recompongo mi sonrisa, y te la dedico!
;)

Dolores, dices, esos que tiñen de luto tu cama, los que de mil colores se visten y te alegran los días...

Los hay disfrazados de buenos, y que luego te atacan a traición, ojo con ellos, Juan, ojo con ellos!

También hay dolores alojados no sólo en el centro del corazón, sino también en los costadillos de nuestros sueños, y en las comisuras de los labios, en las manos que piden, en los brazos que sujetan, en los pies que a duras penas caminan...
Hay tantos!

Y los dolores que llevan un nombre escrito en mayúscula en nuestro diario de vida... esos también son de los más hondos, de los que una vez, te cambiaron la vida!
Ay!

Ojalá que todos lleguen a ser un día tan sólo eso, un recuerdo!

Un besote enoooorme (para aliviar tus dolores), querido amigo!
;)
;)

RoseMarie M Camus dijo...

Bello y profundo.
Me gusta el poema y tu blog.
Besos.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Cotidiana: Confieso que me fui corriendo a You Tube y busqué el tema, me dieron ganas de volverla a escuchar.

Me gusta que vuelvas a pasar, por lo que sea...pero que vuelvas.

Un beso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Edurne: Querida amiga mía, si cada vez que entres vas a hacerme un comentario tan bello, pero dale nomás llegá tarde todas las veces que quieras.

Noto que algo te está "comiendo" lo leo en tus letras, pasará amiga mía, pasará no lo dudes.

Mis dolores ? están controlados, y son de cuidado como vos decís, pero sabés, ultimamente estoy sonriendo casi sin darme cuenta, creo que ya están en la categoría de simples recuerdos, que ni para recuerdos ya sirven.

Gracias orillera de mi corazón, gracias por tantas letras en todo tiempo,y ni hablar de tu cariño incondicional, gracias con el corazón en la mano.

Un abrazo y un beso inmenso querida mía.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

RoseMarie M Camus: Bienvenida !!! Gracias por pasar y por tus palabras, ya te he visitado, y has tenido una buena elección. Te visitaré seguido, no lo dudes.

Un beso.

Juan