25 febrero 2014

Será por eso que confieso.





He perdido mis dedos
en algún lugar de su cuerpo.
Será por eso que ya no puedo
acariciar ?

También he perdido,
el gusto,
la mirada,
y hasta la forma de besar.

Entonces será por eso,
que por mis
perdidas y olvidos
he desordenado tanto su vida.

Juan




Confieso que quise huir,
abandonar el dolor
sin una lágrima ni una queja.
Para ir en busca
de un desgarro definitivo,
sin retrocesos y regresos.
Vuelvo a confesar,
que quise huir.
Dejar esta forma en el olvido,
y abandonar estas manos de agua
que se han quedado sin caricias,
mientras la tristeza me señala
en cada punto que dirijo
mi vista. 
Será por eso entonces,
que acá me encuentro,
con el alma
pequeña y envejecida,
mis pensamientos perdidos
y mi cuerpo ajeno
sobre otro cuerpo
ajeno.

Será por eso entonces
que al amanecer
otro par de ojos negros
me despertaran
con sonrisas.

Confieso que será por eso,
que apuesto nuevamente
al intento de ser feliz,
a pesar que los lamentos
peinen mis cabellos 
día a día.
Safe Creative #1208212151575





25 comentarios:

marian dijo...

Sencible, delicado y esperanzador.. nunca las manos que han acariciado olvidan como hacerlo, simplemente deben entregarse a la piel amada y ser .. permitirse quizas, volar.. y seguir amando nunca dejar de hacerlo... felicitaciones Juan..

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mariana: Hola !!! que gusto verte de paseo por acá, y ni hablar de que comentes, siempre es un gusto saberte cerca. Gracias y hablamos.

Beso grande.

Juan

Lore dijo...

Queda prohibido no convertir tus sueños en realidad, darse por vencido, no buscar la felicidad.
Queda prohibido,no luchar por ser feliz.
Creo que el amor a veces produce dolor, pero es una gran suerte haber podido disfrutar de el, lo triste es no haberlo sentido jamás.
Vuelves Juan, con tus maravillosos versos, para nuestro disfrute al leerlos. Espero que podamos disfrutar de ellos, por mucho tiempo.

Gracias Juan.

Besos para ti.

María dijo...

Hola, de nuevo, Juan, me alegra mucho volver a leerte después de un paréntesis, gracias por acordarte de mí y comunicarme que has regresado, se te echaba de menos, tus poemas, no podían seguir faltando en el mundo bloguero, un placer volver a estar en tu rincón.

Un beso.

Amie dijo...

Te echaba mucho de menos Juan...
No perdiste tus dedos, ni tampoco la magia de tus palabras...
Tampoco, la emoción con la que te delatas, ni ese cariño tan tuyo...
Gracias por volver...

Un beso enorme y muy cariñoso para ti

Edurne dijo...

Ya, ya andamos por estas veredas de nuevo...!

Y a pesar de estos versos tristes, pero calmos, veo que el germen de la esperanza, de la búsqueda de la felicidad, sigue intacto, eso es bueno, así debe de ser, hay que luchar por ello!

Gracias por pasear por mi Orilla, que ahora está pasando por malos momentos desde la pérdida de mi padre (ella es mi reflejo).
Amigos como tú, siempre alegran un poco los malos tragos!

Gracias y un beso apretadito!
;)

MAR dijo...

Muy bello y que nunca por ningún motivo dejemos de enamorarnos.
Besos y abrazos.
mar

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Frente al mar leo sus comentarios y provocan una sonrisa y un carino incondicional. Gracias a mi regreso le contestare a cada uno con mi corazon gracias nuevamente y un beso inmenso.

laura dijo...

Por un momento apenas pense en un verso triste, melancolico; puede que tenga una mezcla de sabores no demasiado dulces, pero releyendo el comienzo me convenzo de que un canto a la esperanza.

Hay una afirmacion explícita en tu intro que denota calma y seguridad. Palabras que demuestran la paciencia infinita de un hombre que sabe y habla de amor.

Las preguntas son simple retorica que obviamente no piden respuesta, y la confesion no creo que sea tal, me animo a decir que es como una especie de recordatorio bien dirigido y con una claridad mas que notoria.

Mucha fuerza hay en estas palabras, tanta como sea necesaria para decir "presente"

Hermoso verso Juan, por momentos hasta enigmático pero no para algunos

Te dejo un beso enorme, se te extraña

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Lore: No lo dudes, nunca renunciaré, tengo la sonrisa en mi boca, la alegría en mi mirada, y el corazón abierto. Nada ha podido con eso, estoy en paz, los dolores han pasado o quizás nunca estuvieron, mi vida tiene nuevos colores, las estrellas siguen ahí, y el sol me acaricia en cada amanecer. En estos momentos tengo tanto para dar, pero tanto ... que sería un tonto no esperar a la persona a quién entregarlo. Te dejo un cariño inmenso, siempre en mi recuerdo, y gracias por estar, siempre estar.

Un beso Lore

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Maria: Son iguales mi sentimientos, saberte cerca, sentir tus pasos por esta calle, es verdaderamente una alegría tener la certeza que tus ojos pasean por mis letras.

Un beso inmenso y gracias

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Amie: Hola Amie de mi corazón, que suavidad en tus palabras, son caricias para el corazón. También te he extrañado, pero bueno acá estamos nuevamente para leerte y comunicarnos.

Te dejo un beso inmenso querida mía y nuevamente gracias.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Edurne: Que lindo verte paseando por acá, cuanto me alegra tu presencia. Si mujer siempre esperando el gran amor, la compañera de vida con todo lo que en estos momentos, en estos precisos momentos puedo dar.
Lamento tanto lo de tu padre, sé cuanto significaba para vos, y lo que has luchado con y por él. Pero es la ley de la vida, solo nos queda mirar el piso, resignarse y orar por su paz. Pero no te olvides lo que digo siempre, los padres nunca se van, tan solo toman distancia ... y seguramente él está cerca tuyo, por lo tanto en cada recuerdo, sonríe.

Gracias por estar siempre ...

Un beso más que grande y un abrazo inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

MAR: Hola !!! que alegría saberte cerca. Ni hablar querida mía, sin amor no se puede vivir, se puede andar en busca del amor, pero resignarse a no tenerlo, es morir un poco. Vivo en paz, tengo la sonrisa amplia, y el corazón abierto, no busco ... solo espero.

Beso grande y gracias por pasar.

Juan

Amora Amora dijo...

Pasé a saludar!
Un placer disfrutar tu espacio.
Un abrazo,
Yeli

Malena Despouy dijo...

Maria Elena Despouy: Es hermosisimo, ya nada puedo decir que no haya dicho y hecho. Todavía me provoca risa las conjecturas, perdón no lo puedo evitar.
Un besazo Juan

Yo

María dijo...

No tienes nada nuevo pero te dejo mis saludos deseándote un feliz domingo, Juan.

Un placer volver a saborear tus letras, no importa, volver a leerlas.

Un beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Laura: Perdón por la demora en la devolución, pero vos sabés que estoy entre idas y venidas.

Quiero decirte que es un placer escribir algún texto, simplemente para que comentes con tanta claridad las sensaciones que viví en el momento de su concepción.

Cierto de toda certeza, estoy seguro, tranquilo, y con la sonrisa amplia, llena de esperanza, siguiendo el camino que la vida me ha trazado, un camino interesante, donde siempre enseña algo, en estos casos a mirar hacia los lados y nunca para atrás, llenarse de las cosas bellas, ilusiones y sueños, que seguramente serán los únicos paisajes de ese camino, que nos llevaremos junto a una sonrisa (al menos en mi caso).

Rescato tu última frase "...por momentos hasta enigmático, no para algunos..." Lo sé Laura, lo sé, y que lo entiendas, con tanta precisión lo confirma.

También te extraño.
Será porque debe ser.

Un beso inmenso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Malena Despouy: Que se te dió por poner tu verdadero nombre ? Gracias nena, gracias de verdad. Sé que estoy en deuda. Olvidate de ciertos temas, recuerdos que ni para recuerdos sirven.

Beso.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

María: Estoy con el tiempo ajustado, letras no me faltan, ya subiré algo.

Gracias por pasar, gracias por estar, gracias por volver.

Un beso

Juan

Igna ignacio dijo...

Confieso que revivo al leerte, leyendo vuela mi alma, se hace intenso el sentimiento sentido.
Un abrazo Juan.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Amora Amora:

Bienvenida!!!

Yeli, te espero, con todo el cariño que recibo a mis amigos en esta pequeña Calle.

Gracias por tus palabras y te visitaré tu lugar.

Un cariño inmenso.

Juan

Darilea dijo...

Apostar por la felicidad, es aportar lo apropiado. :) Seguro que la encuentras.
Un besito

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Igna Ignacio: Nacho querido, amigo y compañero, que sonrisa amplia me has sacado, saberte cerca, aunque nunca te he sentido lejos, solo un silencio se apoderó, y eso no ha implicado que no te recordara, siempre, absolutamente siempre tengo instantes para nuestra amistad sin distancia. Gracias por tus palabras Nacho, viniendo de vos, siempre son un halago.

Te dejo el más profundo de los abrazos, y sigue en pié ese café tan deseado.

Un abrazo más y gracias Nacho.

Juan

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Darilea: No lo dudes que la encontraré, cuando se deja el pasado abrochado al olvido, solo queda esperar y llegará en esta libertad tan insipiente y tan llena de ilusiones.

Beso grande querida Darilea.

Juan