04 octubre 2006

Hoy


Hoy te saco de mi vida. Hoy sos parte del ayer , de mi historia, quizás la última.

Estoy deseando la cobardía del olvido. No lo quise ver, pero así resultó, finalizó la lucha, han caído los brazos, poco importa el triunfo o la derrota.

El miedo se ha muerto al comienzo de tu principio.

Hoy me estoy despidiendo, de este amor, que nunca existió, y arrojo al fuego el sueño y la ilusión.

Un pequeño fragmento del borroso fantasma se ha escondido detrás de la última esperanza.

Huyo, cayo y me arrojo a la aventura de vivir, como viví siempre, intensamente, y sin historias acuestas, pero con la desilusión de lo que nunca fue.

Hoy el sol brilla un poco mas, hoy dormiré un poco mejor.

Tu espada se quebró, le dí el objetivo, y cobardemente no lo tomó, es que nunca lo ha querido, sino su lucha hubiese sido otra, y no lo supe ver.

Hoy el acto cobarde me empuja. Solo me falta recuperar la sonrisa, que la veo venir a lo lejos, pero ya la veo venir.

Ruego y espero no ser encontrado por ningún recuerdo, y mucho menos
en lo mas profundo de tu alma.

Juan

Al fin y al cabo es lo que hace varios meses quiero decir.

"Mi historia no es agradable, no es dulce y armoniosa como las historias inventadas.Tiene un sabor a disparate y a confusiòn, a locura y a sueño, como la vida de todos los hombres que ya no quieren seguir engañàndose a sì mismos"

-Hesse-






8 comentarios:

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Que hoy somos dos, Juan, los que debemos sacar algo de la vida.
Tambièn tengo esa extraña y profunda sensaciòn en este escrito tuyo...hoy decidì tambièn que una historia que pudo ser no serà, y duele el corazòn...
Yo voy a recuperar esa sonrisa, la que nunca èl verà.
Un abrazo, Juan.
Estoy.

mi otro yo dijo...

Hola!!!

esas historias que se despiden cuando fueron sentidas, son dolorosas pero la sonrisa llega. Y llega de nuevo ese creer que puede empezarse algo nuevo y mejor. Sin el olvido total ni real de lo que se creyo o se sintio en esa historia que se deja.

Te dejo besos de a montones

mi otro yo dijo...

Mis pensamientos o ideas plasmadas después de leerte quedan inconclusas pero es por el respeto a esa sonrisa que viene.

Ahora si me voy más besos

Maria dijo...

maria: Juan, como sabrás estoy enferma y no puedo trabajar, con todo los compromisos que tengo. Pero me levanté para leerte, puedo dar fé, vivís intensamente, puedo decir que es verdad. Y vas a sonreir, seguro que vas a sonreir. Lástima no llegó a conocerte. Te dije que estaba empezando a sentirme feliz no? Un beso enorme, tenemos tanto de que charlar.

mi otro yo dijo...

Sin dudas que todo se ve mejor.
Besos de a montones

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Andrea: Siempre la misma identificación, espero que sonrías antes que yo, sé que el corazón duele, pensalo bien, a lo mejor es bueno que te vea sonreir. Se que estás. Te dejo un beso enorme.

Sol: Que decirte, gracias, gracias, y gracias. Un beso enorme

María: Lamento lo de tu enfermedad espero que no sea nada importante. Me alegro que te sientas cada vez mas feliz, puedo criticarte muchas cosas, pero tu tenacidad es admirable. Si, también lo lamento, pero mas lamento mi equivocación. Un beso grande y que te mejores.

mi otro yo dijo...

de nada por nada.
Vine a dejarte besos de domingos, besos de compañia,besos de a montones para vos.

Chirli dijo...

Me sacaste las palabras de la boca...

besos