12 septiembre 2007

Gustavo


Cuando no sepas nada y seas sabio,
y ya no persigas la utopía de salvarte;
cuando con tus manos construyas los peldaños
para alcanzar la cima de lo que anhelaste.

Cuando tu garganta sea llanto de guitarra
y disfrutes la alegría de cantarte,
cuando tus pasos siembren lunas y soles
y enciendas con tus ojos faros de verdades.

Cuando sea tu sangre un río de esperanzas
que arrastre el velero de tus ansiedades,
al capricho del viento de tus propias ganas,
por sobre montañas y valles.

Cuando percibas que nada es eterno,
que la vida es sólo un pequeño viaje
donde lo que vale no se lleva puesto,
lo sentirás en el pecho y explotará en la sangre.

Cuando sea tu apuro la urgencia de un mundo,
que quiebra sus alas en un vuelo suave,
y el pan que te ganes sea fruto maduro,
que sembrarás con tus manos y coseche tu carne.

Cuando en el espejo de mirar tu historia
veas sólo un cielo azul y brillante,
y no haya verguenzas, ni propias ni ajenas
que enturbien tu día, ni nublen tu tarde.

Entonces hijo, ya no serás niño,
tampoco sé si serás un gran hombre
pero estoy seguro ... que si un buen hombre,
como sueña tu padre.

Juan


Después de todo esta es la única verdad, el porque vivir, y el único amor incondicional y sin desgastes. Es la magia de la naturaleza, es uno mismo con distinta cara, sencillamente será un pedazo de Juan que quedará acá cuando decida irme.


60 comentarios:

Abril dijo...

Juanchito!!!!, ya te lo dije cuando me lo mostraste, es hermoso y este poema tan maravilloso te plasma de alma entera. Te quiero mucho, hablamos.

Lolix dijo...

Llegué hasta acá por esa cosa casi promiscua que tiene la blogósfera, que te permite saltar de blog en blog, descubriendo y sorprendiendo todo el tiempo.

Acá llegué por tu nombre en la casa de alguien. El parecido de tu nombre al de la persona que más amo en el mundo. No pude evitar caer en la tentación. ¿Perdonarás mi pecado?

Lindo hijo. Y muy lindo lo que le escribiste.

Ellos son, casi, la única forma que tenemos de trascender. De permanecer en esta tierra cuando la dejemos. Comparto...

Cyrana dijo...

GUAUUUUU VAYA PADRE, se necesitan muchos otros como tú.
CLAPCLAPCLAP

Juan de la Cruz Olariaga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clarice Baricco dijo...

Son pocas las manos que se deslizan para heredar letras de amor a un hijo.
Tu corazón derramado en un hermoso poema.
Gustavo sonreirá con la seguridad de sentirse amado por su padre...y tú Mi Juan, puedes cerrar tus ojos con esperanza.

Contigo.

IGNACIO dijo...

Pocas son las palabrar para halagar este pedazo de poema.

Un abrazo.

Ana R dijo...

Y no hay más ni mejor ambición que la que dices para finalizar una dedicatoria tan tierna.

Abrazos

kiantei dijo...

Pero qué belleza de muchachón que tiene usted Don Juan.
Y qué honor de padre Poeta el que Gustavo ostenta.
Me inclino reverente ante el despliegue fraterno de la luminosa faena del verso.
Así, entre nos, padre chocho, me robo (y ha de ser un robo con todas sus letras le advierto) esta belleza de escrito para dárselo a mi principito que marcha con pie seguro a sus 19 primaveras.
Y le diré, por cierto, que lleva el timbre de uno de los poetas mejor dispuestos al verso bello que habita en toda esta blogósfera.

Abrazos sinceros y besos reverentes.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Abril: Gracias, se que pensás eso y me lo dijiste, es tan facil escribirle a un hijo, solo hay que dejar hablar el corazón. Yo también te quiero mucho, por supuesto hablamos. Beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Lolix: Bienvenida, no importa como llegaste, lo importante es que estás acá. Nada que perdonarte, solo agradecerte la coincidencia en el pensar. Gracias y no te pierdas, voy a visitarte. Te dejo un beso y un ramito de jazmines.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

cyrana: gracias por tus palabras, no creas algunos me critican por ser demasiado papá. Pero bueno es lo que hay. Te dejo un beso enorme.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Clarice Baricco: Como siempre un lujo tenerte acá, gracias por tus palabras y nuestras charlas, esto amplía mucho mas los lazos entre nosotros. Te dejo un beso enorme.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Ignacio: Que importancia le doy a tus conceptos, te admiro, y me pone muy feliz tu visita. Gracias compañero, gracias de verdad. Te doy un abrazo inmenso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

ana r: Es lo que siento, es por lo que lucho, es lo único que no puede apartarme de ese camino. Gracias por tu nueva visita. Te dejo un beso enorme.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

kiantei: Como siempre tus comentarios son maravillosos, amplios, generosos por demás. No necesita robar, es suyo, se lo regalo, deselo a su muchacho, tomalo como un obsequio para él. Gracias por tu visita. Te beso.

MaleNa - La Porteña dijo...

Hay amores que son maravillosos, indestructibles, eternos, no se destiñen.
Amor de padres a hijos, de hijos a padres.
Gustavo es un sol, con sus ojitos color arena, su luz interna, que lo ilumina y te ilumina.
Me gustan tus palabras, simplemente porque nacen de tu mejor lugar, el alma.
Esos locos bajitos que hacen que la soledad sea menos sola.

Besos pluralistas Olariaga , para ambos dos, por ir a la par siempre de los siempres.

Miosotis dijo...

Qué poema/testamento 'abierto' tan dulce has escrito a tu hijo!

Como se va emocionar leendo tus palabras de amor.

Estoy segura qué ira seguir tus pasos sensibles.

saludos,

Anónimo dijo...

maria: Juan !!!! que grande y hermoso que está, tiene una belleza especial, algo que cautiva, ay no puedo dejar de mirar su foto. Recuerdo cuando lo tenía sentado en mi falda, y le regalaba Mantecol de chocolate a cambio de besos. Hermoso, ay Juan no se que poner, me emociona, se acuerda de mi ?. Espero que el celular suene. Te quiero como siempre. Besitos.

PD: Ay que hermoso que está, ay que hermoso.

Maria dijo...

Emocionada con tu hijo, me quedé sin decir nada de tu poema, me hiciste llorar, vos sabés porque, siempre pensé que sos el padre ideal. Eso, sos el padre ideal. Besitos, mi celular no suena.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Malena: Siempre que el amor sea incondicional, no sufre desgaste ni se destiñe. Vos sabés mi sentir por él. Cuando lo conociste me dijiste que era especial, un sol, y ojitos color arena. Gracias negra, por los besos pluralistas que él también agradece, ya se lo hice llegar y te retribuye. Siempre de siempres a la par. Te beso negra de mi corazón.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

miosotis: Bienvenida, gracias por tu visita y tus palabras, Portugal, lindo, bello, con magia, iré dentro de poco, por poco tiempo pero iré. Nuevamente gracias por pasar. Te dejo un beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Maria: Viste que grande que está, está inmenso. Si se acuerda ? como no acordarse, dificil que olvide a alguién que le regalaba Mantecol de chocolate, pero que yo recuerde no era solo canje por besos, sino que había algo mas que le pedías, o me estoy confundiendo. Hablamos te llamo. Gracias por pasar. Te beso María de mis recuerdos.

maria dijo...

Tierno y hermoso, todos los que somos padres sentimos parecido pero es difícil encontrar las palabras adecuadas para expresarlo.

Sólo un poeta sabe enlazar sentimientos con palabras, por eso tu poema llega al centro del corazón.

Besos

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

maria: Gracias y bienvenida, no es tan dificil, solo hay que dejar hablar al amor y al corazón, solo tenés que corregir la ortografía, asi de simple. Me gusta tenerte de visita. Te beso y te regalo un chocolate.

Maria de tus recuerdos dijo...

No estás confundido, si es cierto, le pedía algo mas, y él no decía que no, por algo sería.
Te quiero Juan, sigo con el celular prendido. Besos.

PD: Me encantó ese "María de mis recuerdos".

Abril dijo...

Te dejé un regalo en casa, beso.

Letra dijo...

Va a ser un buen hombre, porque ha tenido un buen hombre como padre.
Tu hijo es hermoso, en todo sentido

mariel dijo...

Maravilla.
Primero
si fuimos capaces de intervenir en la creación de la maravilla de nuestros hijos es que somos inmensos,eternos,ellos son ,y nuestras letras ,la eternidad de la sangre.Segundo:
El poema,Juan,permite que te llame así,me he sentido tan cerca tuyo en este instante,es lo que todos ( y unos pocos lo expresan tan bien) desamos decirles a nuestros hijos.Un ABRAZO.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

María de mis recuerdos: Si tenés razón suena lindo. Me alegra de tu memoria, si por algo sería...es que en tu cariño, en tu ansiedad y porque no en tu deseo, sentías realizada esa ilusión, que por tiempos te atormentó. Lo entiendo y no lo tomaba a mal, solo eras una niña jugando a la mamá, aún recuerdo tus ojos con un brillo especial, te diría casi con lágrimas de felicidad. Ya sonó tu celular, y hablamos, pero no llores mas, me gusta tu sonrisa, seguimos hablando. Te dejo un beso enorme, un beso de aquellos. Gracias mujer hecha de soles y ansiedades de pájaros.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Abril: gracias por tu regalo, nadie regala habitualmente una fantasía, una ilusión. Gracias te quiero, y lo sabés. Beso

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Letra: Te extrañaba, te esperaba, gracias por tus deseos, ojala se vuelvan certezas, eso espero, he dejado muchas cosas en el camino para ese fin. Te dejo un beso enorme y gracias por pasar.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mariel: Cierto de toda certeza, es nuestra prolongación, es nuestra permanencia, es y son todo en nuestra vida. Gracias por tu concepto, me hace sentir bien. Podés decirme Juan o como quieras, me gusta el acercamiento. Gracias de nuevo. Te dejo un beso enorme.

Maria Coca dijo...

Qué maravilla de poema para tú hijo!!!! Me ha parecido precioso y muy emotivo. Sin duda, el mejor regalo que podrás hacerle, junto con tu amor.

Me siento feliz por tu felicidad.

Besos desde mi orilla.

calma dijo...

Que bellas palabras Juan, palabras que sólo pueden salir del alma de un buen padre para un buen hijo.
Guapísimo tu niño. Me alegro de haber llegado en este post.
Un beso y una sonrisa para los dos

IGNACIO dijo...

Juan.
Te recojo tu página y te dejo fijo en los enlaces.

Gracias compañero.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

maria coca: Gracias por pasar, siempre es una alegría tenerte en mis comentarios. Si, definitivamente si, existe un gran amor entre nosotros, pero de ese amor como digo...sin condiciones, sin desgastes, precisamente un amor en libertad. Gracias por pasar, te dejo un beso enorme.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

calma: Gracias por pasar, la suerte es mía, saberte de regreso, me habías abandonado, y siempre me pregunté por que... Te gusta el muchacho ? no me hagas hablar sino comienzo a mojar el tablero. Gracias de nuevo y no te pierdas, siempre es un mimo tenerte acá. Te beso y te abrazo.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Ignacio: Gracias compañero, quizás en poco tiempo nos veamos personalmente y podremos tomar algún vino juntos. Un abrazo.

Mentacalida dijo...

Sinceramente este texto rompe lo que acostumbro leer de ti,es una joyita para mi.La prosa que usaste para hablar hacia alguien tan tuyo es insoslayable... como no hacer otra cosa,si escribimos a quien mas nos importa:un hijo.
Un poco perdida Querido Juan pero ya de vuelta y me llenas el alma de emoción abriendo esta tarde tu ventana.Un acierto,una caricia haber llegado hoy.

Te beso y mi mas tibio abrazo.

Menta

el nombre... dijo...

Me quedo sin palabras!
Qué palabras, que orgulloso debe estar tu hijo al recibirlas...

Y qué maravilloso que sólo aspires a que sea buena persona!!!

per´don por la tardanza, estuve a mil!!!! (eso me pasa por retarte yo a vos!)

te dejo un beso. Chocolates, antes que llegue el calor intenso!

Un beso

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Menta: Perdida ? es poco, casi desaparecida, es un gusto tenerte nuevamente de visita. Gracias y te dejo un beso enorme.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

el nombre: Estás perdonada. Ahora yo digo...que otra cosa se puede pretender de una persona que se quiere sin límites y está asomando a la vida, que no sea una buena persona. Eso lo va convertir, en un ser especial, en alguién dificil de olvidar, y cada cosa que haga la hará sencillamente porque es un buen tipo. Gracias por tu visita, tus chocolates y te los cambio por tus jazmines. Te dejo un beso enorme.

MaleNa - La Porteña dijo...

Feliz Primavera, Olariaguis.
Lo mejor para vos en está época de aromas nuevos.

Te quiero mucho...no sabés como.


M.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Malena: Gracias, entonces feliz primavera para nosotros, te quiero y mucho, vos tampoco no sabés como...te lo imaginás ? bueno te quedaste corta. Un beso de esos, si de esos, te quiero Ezcurris

Darilea dijo...

Que bello poema, lo hace hermoso solo el sentimiento con el que lo pensaste.
Besitos.

UMA dijo...

A veces parece que las palabras no alcanzan, que la zozobra del sentir un vìnculo como el de ser papà (o mamà en mi caso) es siempre mucho mas...
Lograste llegar al alma y espero lleguen a sus manos estas letras preciosas que te lanzan alma a alma.
Què rapido crecen no?
Quisiera detener el tiempo:)
Un besote, Juan, siempre estoy

un monton de palabras dijo...

WOW se me puso chinita la piel, tengo dos pequeños y se a lo que te refieres. Cada uno es parte de ti para siempre.

Miriam Jaramillo dijo...

De visita en tu blog. Cuanta verdad y cuanto sentimiento. Regresare a leerte. Con infinito respeto.

cieloazzul dijo...

pero que bello hijo!!!!
de tal palo!!!
seguramente el ya es un Caballero tocado por la grandeza de la vida...
Que siempre haya exito y amor en su vida!
besos Juan!

La Dulce Luna dijo...

Me faltan palabras para decir qué he sentido al leer ese poema para tu hijo. Simplemente,...me voy emocionada.

Dulce tarde, Juan

MAR dijo...

FELICITO AL HIJO POR EL GRAN PADRE QUE TIENE Y ADEMÁS LOS DOS MUY GUAPOS!
PRECIOSO POEMA, YO NO HAY NADA QUE QUIERA MÁS EN ESTE MUNDO QUE A MIS HIJAS.
Cariños para ti.
mar

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Darilea: Gracias por tu visita, siempre es una alegría tenerte en mis comentarios. Es un hijo, y en esa pequeña frase se encierra un mundo de sentimientos. Te beso y gracias.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Uma: Amor de mis amores, cierto, si pudiesemos detener nuestro paso por el tiempo, sería la fantasía hecha realidad mas hermosa y justa. Te quiero y lo sabés. Te beso Andrea.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Un montón de palabras: Bienvenida, si tenés hijos, nada podemos decir, sino entendernos. No te pierdas, me gustaría verte seguido. Te beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mirian Jaramillo: Gracias por tu regreso, me llamó la atención tu ausencia. Te beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Cieloazzul: Gracias, asi como se ve es un luchador incanzable, es jugador de futbol y vieras los sacrificios que realiza para lograr su objetivo. Siempre tus palabras llegan, no quería dejar de decirtelo. Te beso belleza

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

La dulce luna: Gracias, que puedo decirte, es un hijo y nada mas. Te beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mar: Agradecido, me pregunto...se puedo querer a alguién mas que a sus hijos ? Te beso y gracias por tu visista.

fab/ dijo...

Este poema tendrías que regalarlo a todos los padres del mundo para que estos se lo puedan ofrendar a sus hijos y sentirse orgullosos y así todos los padres e hijos del mundo serían felices por siempre de pertenecerse.
No sólo es un canto al amor en sus raíces, también es un bullicio de verdades dónde el porvenir de todos estaría agradecido.
Es la pureza que el mundo necesita, el transitar sensible (entre todos) tomados de la mano por mejorar esta realidad.
Me gustaría escribirlo en todas las paredes del universo, hacer canciones, colgarlo de las estrellas, iluminar el sol con el brillo que has regalado.
En fin...
Te dejo besos.
Cuidate mucho.

MAR dijo...

Yo diría que no, yo al menos lo que más amo en la vida son ellas mis hijas.
Besos para ti.
mar