13 noviembre 2006

Alfonsina


Repasando libros, me encontré con Poemas de Amor, ya amarillento por el paso del tiempo de una de las mas grandes escritoras, Alfonsina, la célebre Alfonsina, que hasta su muerte cubrió de poesía.

Como entonces no hablar de ella.


Estoy convencido que dejó en sus cuadernos descripciones de paisajes que anochecían bajo sus versos, siempre tan vigentes, siempre tan plurales, siempre tan puntuales.


Seguramente si se pudiese encontrar con sus lápices, recordaría sin más trámites el olor de sus amadas rosas, pero él huyó, dejándole sobre sus manos, grietas, lágrimas y dolor, pero él... él huyó.


Cuando decidió partir seguramente que enmudecieron los segundos con el sol, y sin más trámites la nieve lloró, pálida.

Ella es recordada, con un dejo de tristeza y una sonrisa amalgamada, con certeza algún lienzo la tiene perpetuada a las orillas del algún embalse, donde el agua sonreía en sus caderas. Es recordada porque su piel estremecía. La recuerdan porque dejaba su pelo a merced de las brisas, y seguramente, despacio, muy despacio, él se acercaba a ella, pero después... huyó.

Todavía se la puede ver en fotografías blanco y negro, oscurecidas y virando a sepia por el implacable paso de los años, con el infaltable borde recortado, según estilo de la época. Ella posa. Mantiene firme el sombrero sobre su mano con elegancia y sonríe. Se le puede notar la dicha sobre su nuevo coche, y él, la mira mientras saluda, con el clásico saludo de los que abandonan para siempre, de los que repiten historias, y hacen de su cobardía su bandera.

Pobre mi Alfonsina todo lo sabía, pero eso no, su corazón nublado de amor, no le permitió tener la vista diáfana. Pero está, aún está, nunca se ha ido y como dicen por ahí, no se ha ido, “solo tomó distancia”, y merodea en su casa. En su salón aún cuelgan sus gustos, y en los cajones esperan libros olvidados, y quedan las sombras de aquellos cuadernos que fueron vendidos para luego ser vilmente repudiados.

Tomó distancia, estoy seguro que volverá, y podrá explicarnos porque un alma llena de pinceladas color oro, y aroma a tulipanes, decidió entregar su amor a él, de quién estoy seguro no volverá, como todos los que huyen, repiten historias y sin jugarse hasta el final, como todo cobarde.

Pero ella, seguramente, ella volverá, como vuelve en cada poema.

Juan


18 comentarios:

mi otro yo dijo...

Es lindo,muy lindo lo escrito. y esa foto tan ella y tan todos, me encanta.

Vivo en una calle con su nombre,la vivi desde las palabras de mi mamá y también la vivi sintiendo desde el descubrimiento por ella y desde ella misma.
No creo que sean cobardes,no la creo cobarde,el mar y porque no el amor son los que simplemente manipulan.

Te dejo besos de a montones.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Sol: En ningún momento la tildo de cobarde a ella, ni al mar, solo al hombre que estaba a su lado y huyó como todos los cobardes que repiten historias. Gracias por visitarme. Un beso.

Abril dijo...

Que bello, Juan...
Alfonsina es una de las favoritas de mi princesita... A ella le sabe conocida esa melancolía de mujer con todas las letras, esa nostalgia y el miedo al "que se va"... A mí me produce una oscuridad inquebrantable y taciturna que no me puedo sacudir del alma por mucho tiempo... Alfonsina... Me gusta sentarme en la orilla de La Perla, y mirar el mar que se la tragó soñanado que, como´vos decís, volverá alguna vez...

Un abrazo.

mi otro yo dijo...

Al mar no lo llame cobarde. disculpa mi interpretación,lo senti asi.
Pero el hombre es un simple ser humano,tampoco se lo pudo culpar por el sentir de ella.No digo que lo culpes.
Mejor te dejo un beso y vuelvo después.

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Una belleza, una persona encantadora, de una personalidad poco comùn y una poesìa potente, sin medias tintas.
Has hablado de una de las pocas personas que admiro, Juan, màs allà de su poesìa Alfonsina ha sido una mujer con todas las letras.
Cautivadora, delicada y vehemente.
Tambièn suelo sentarme en la Perla, hasta ha sabido elegir el lugar en donde permanecer...
Un gran abrazo, cielo, espero ande todo bien.

1234567ycasillego dijo...

me gusto mucho la forma como nos hablaste de ella, y me hiciste acordar sus propias palabras...

PRESENTIMIENTO

Tengo el presentimiento que he de vivir muy poco.
Esta cabeza mía se parece al crisol,
Purifica y consume.
Pero sin una queja, sin asomo de horror,
Para acabarme quiero que una tarde sin nubes,
Bajo el límpido sol,
Nazca de un gran jazmín una víbora blanca
Que dulce, dulcemente, me pique el corazón...

A. Storni

Perturbando Mentes dijo...

Mujer maravillosa, si las hay, con una capacidad creativa que conmovia hasta el mas duro. De las heridas y de la incomprensión padecidas por Alfonsina emerge la fuerza de su voz, la cadencia de unos versos que pueden ser grito de protesta, canto a la vida, amor a la naturaleza, o reivindicación del derecho de la mujer a convertirse en sujeto del deseo, en una tentativa de conquistar la libertad para decidir su destino.

Me gusto el homenaje a esta increible mujer!
Besos!

calma dijo...

Que bonito Juan, precisamente ayer estuve leyendo sobre su vida y su obra, que casualidad. Gracias por ampliar lo que tanto me gusto.
Saludos

almaenamorada dijo...

Sin duda una increible mujer..!
=)

Tus letras logrado homenajear de lo lindo a esta artista!

Gracias por tu linda huella y mil saluditos!
=)

almaenamorada dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Isabel Romana dijo...

¡Qué maravillosa evocación y reivindicación de Alfonsina! Ella merece que la sintamos cerca. Saludos cordiales.

Marga dijo...

Preciosa semblanza... ummmm.

Ella tomó distancia y yo procuro no tomarla al leer sus poemas y así llegan...

Saludosss, Juan

Freyja dijo...

mi querido amigo ningun problema
encantada de compartir
tengo tu correo y te lo enviare
eres poeta de alma
cuando conoci a la Storni me maravillo
como amo y todo lo que hizo
la admiro mucho
la vida nos prueba Juan, pero nos regala
besitos y si te ayudar encantada
animo, fuerza y esperanza


besos y sueños

artemisa dijo...

Que sentido homenaje!!! Me despertaste las ganas de volver a leerla... gracias
Besos muchos

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Abril: Suerte la tuya la de vivir vecina al mar, trae y lleva tantas cosas, recuerdos, deseos, fotos mentales, tantas. Seguro que volverá y vuelve de visita en cada poema. Gracias por entrar, es un gusto recibirte. Un beso enorme.

Sol: Solo quise aclararte, todo bien, te dejo un beso.

Andrea: Siento tu visita silenciosa, pero extraño tus palabras. En tu comentario, casi has dicho de ella, mucho mas que yo. Gracias por visitarme y gracias por lo de "cielo", sabés que me gusta ese término. Va mail con un poco de todo. Te dejo un beso mas que enorme.

1234567y casillego: Gracias por tu visita, hermoso aporte has hecho en tu comentario. Te dejo un gran beso.

Perturbando mentes: Lindas palabras, muy lindas, me alegra que te haya gustado, y mucho mas que me hayas visitado. Te espero mas seguido te dejo un beso.

Calma: Me alegro que haya sido oportuno en tu vida. Es una de las cosas mas difíciles, la de llegar a tiempo, al menos en mi vida. Gracias y beso.

Almaenamorada: Solo traté de volcar en pocas frases, solo una parte de su rica historia, pero la parte que la llevó a su ausencia, aunque en cada poesía, regresa y nos pide permiso en el alma. Gracias por tu visita y un beso enorme.

Isabel romana: Gracias, la mejor manera de sentirla cerca, es teniendo un libro, cualquiera de ella, en un estante cerca de la cama. Gracias esta vez por tu visita. Un beso.

Marga: Siempre me pregunto que estarás escribiendo en esas piernas. Ella tomó distancia, es cierto, pero está siempre cerca de los que le escriben al amor. Un beso. Alguna vez me dirás que estás escribiendo en las piernas.?

Freyja: Gracias por dos motivos, el primero por tu visita y el segundo por tu mail. La palabra poéta, me suena grandisima, suelo escribir porque alguién en esta vida de torbellino que llevo, sin decirme me acostumbró, sus cartas debía contestarlas y me di cuenta que el corazón piensa, el alma más y solo las manos ejecutan. La vida nos prueba y nos regala, si salimos vivos de la prueba por supuesto. Gracias amiga, el mas grande de los besos.

Artemisa: Gracias por tu visita, tratá de tener un libro de ella, cerca de un lugar cómodo, seguro te llamará y te dirá cosas que te sorprenderan. Un gran beso.

MaleNa dijo...

Tan dulces y tan bellas
Que nerviosos, mis dedos,
Se mueven hacia el cielo imitando tijeras.
Oh, mis dedos quisieran
Cortar estrellas.

A.Storni


Intensas tus palabras, pero sabes no eligimos de quien enamorarnos, nos marvillamos como que todo respondiera a un antiquisimo hechizo realizado muy antes antes de nacer.

Eso nos lleva por mil caminos, hay suicidos lentos, hay otros instantaneos, hay amores de por vida y tantos que no llegan a ser.

Juanis, un beso desde Telmo garuada y melanco.


Te linkee sin tu permiso :(

Clarice Baricco dijo...

Me gustaron muchos tus sentires.
Alfonsina no se ha ido, porque tù te has encargado de tenerla aquí y siempre.

Abrazos

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Malu, si hubiese tenido que elegir un poéma de Alfonsina estoy seguro que ese sería sin dudas. Es posible, muy posible lo de los suicidios y los amores, permitime cierto escepticismo al respecto. Malu no te privás de nada, garúa y melancólica, tirá la melancólía lejos, y caminá bajo la lluvia, enjuagá la tristeza, levantá la vista y mirá las nubes, y pensá que detrás esta el sol, que cuando te visite, hará que todo esté mejor, seguro que no te defraudará. Permiso? ni permiso, ni nada, solo un gracias enorme por haberme puesto en tu blog, es una gran satisfacción. Un beso enorme y de nuevo gracias.

Clarice Baricco: Gracias por tu visita, un poco de eso se trata de mantenerla presente, porque vigencia y recuerdo no le falta.
Te dejo un beso.